¿El futuro va de tecnología? ¿O va, sobre todo, de personas y organización? ¿Y en la pyme?

“Nos estamos ahogando en información, pero nos morimos de hambre de conocimiento” John Naisbitt (1929 – …)

En medio del boom mediático digital, la apuesta por la tecnología se configura como la panacea universal para competir en cualquier mercado, algo discutible en el largo plazo por su (relativa) facilidad de adquisición y adaptación. Pero no deja de tener una importancia vital.

Mucho más difícil de incorporar, pero más sólida, duradera y barata, es otra opción que lleva funcionando magníficamente desde hace décadas, aunque no nos hayamos querido enterar. Se trata de innovar en gestión y organización empresarial, una alternativa que requiere más esfuerzo (pero menos inversión monetaria) y que, curiosamente, ha sido utilizada por las empresas del sector digital para conseguir los espectaculares logros que hoy todo el mundo envidia.

Todo proyecto empresarial necesita, aspira o debería aspirar a tener un punto de apoyo (fortaleza) sobre el que construir una posición desahogada o destacada en el mercado. Para ello es necesario conocer las fuerzas del mercado, el potencial del proyecto y disponer de una prometedora estrategia de posicionamiento externo y desarrollo interno que sea llevada a cabo con pulcra eficacia.

De todo esto va el artículo que ahora presento.

Leer el artículo completo aquí.

Emilio Muñoz. Consultor de empresa, especializado en PYMES

Share Button

También te podría gustar...

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar