Atraer el talento de una empresa: una oportunidad bilateral

El mayor temor de las grandes empresas es que su trabajador se vaya a la competencia, la empresa debe saber que un empleado leal y que aporte soluciones y resultados tangibles, es VALOR.

Es cierto que los trabajadores son perfectamente sustituibles y reemplazables por otros, sin embargo, la rotación no siempre es buena. El coste de formarlo es de un 1,5 veces mayor que su sueldo para la organización.

No obstante, desde el punto del empleado, quiere ser reconocido por obtener sus logros dentro de la empresa como satisfacción personal y profesional y evitar la frustración. 

Se habla tanto de la felicidad de los trabajadores, hagámoslo realidad y que deje ser una utopía.

Pero…. ¿cómo lograrlo? ¿Cómo crear esa simbiosis perfecta entre empresa y trabajador? A través de la OPORTUNIDAD.

La Oportunidad se crea en base a la confianza, pues señores, confiemos en nuestro más leal compañero de vida empresarial.

A partir de ese entorno de confianza, desaparecen los miedos de ambas partes, se abre una puerta de oportunidades y ganancias:

  1. El trabajador goza de una creatividad y producción positiva frente a su trabajo, es capaz de proponer proyectos medibles que la empresa no hubiera pensado nunca, el talento de esa persona empieza a funcionar. Innovar es parte vital para una empresa. 
  2. Creamos trabajadores innovadores que aporten ideas frescas con proyectos y nuevos modelos de negocios.

 

Por otro lado, la empresa se hace mas productiva en un entorno fluido de grandes ideas, innovación, diversificación capaz de alcanzar o superar a su competencia.

Crean ese entorno sutil y de cooperación mutua  

¿Qué espera de la empresa ese empleado talentoso? 

  • Ser reconocido y compensado… ¿más tiempo libre para conciliar? 
  • ¿O tal vez home office para conciliar con su familia? 
  • ¿O un porcentaje retribuido del proyecto si se pone en marcha? Los incentivos son motivaciones que hace que el sentido de pertenencia a una empresa con orgullo creando un bucle de nuevas ideas frescas en beneficio de la empresa.

Por tanto, establecer políticas internas para retener el talento es el motor de toda empresa. 

Miremos lo que tenemos dentro de nuestra organización, antes de contratar a alguien externo.  

Démosle esa oportunidad que esta esperando y desplegara todo su potencial de talento y creatividad.

En el mundo empresarial, hay 2 tipos de organizaciones: Aquellas que atraen el talento y otras que lo rechazan. ¿Cuál es tu empresa?

Si quieres saber cómo tener unos procesos óptimos de retención de talento organizativo incluyendo la estrategia tanto nacional como internacional, consúltame. 

Sandra Rodríguez

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar